martes, 4 de agosto de 2009

Asombro

everything ist spoiled by use
J. Keats
The wonder has a positive element of praise

G.K. Chesterton


Rutina y costumbre
Desdichas del pálido tiempo
Que en su roce deshoja
Y hace sombra al asombro.
Sólo impacta lo que no estando
Llega
Y llegando se estrella y despegado pega
Contra la diminuta superficie de la Cena
Siempre otra, siempre ajena.

Quien me librara de esta costra inerte
Y revistiera
Mis huesos secos de carne roja.
De esa
Que al sólo roce del misterio
Vibrara, latiera, gimiera
Y en atónita caída
Supiera
Las delicias de ser herida.
Quien me incautará las gélidas palabras
Vencidas
De anorexia rancias,
De inerte inercia consumidas.
Y me devolviera ese azoro fresco y puro
Grácil, infante, maduro.
Y que ya limpio de palabras,
Arrasado por Aquella de otro mundo
En límpido desierto arrojado
Hallara la Vertiente de otro río
Muy otro, muy río.
Y viera yo manar de mis desérticas entrañas
Callada tinta blanca
De amor sublime que es solo y mudo.

Devuélveme Pan Vivo el estupor primero
El quedarme sin palabras, quedo
De asombro eucarístico herido
Que cree por increíble,
Espera lo imposible,
Y ama en suaves llamas
Al rozar con la mirada
La orla del que impacta novedoso entre mi nada.

el Athonita

4 comentarios:

Mary Lennox dijo...

Creo que no hicieron caso, seguimos con algo que nos quita el aliento seguimos con la atmosfera de silencio. :-)
¡Gracias! a veces se necesita tanto.
Mary

Juan Ignacio dijo...

Impresiona el clamor que hace. Muy bueno.

Anónimo dijo...

Mary Lennox.

El poema me causó la misma impresión que a usted.

Mientras lo leía me acordaba de esto que no leí hace mucho:

http://www.elbrigante.com/2009/06/silencio.html

Se lo recomiendo, pues menta al silencio, como usted lo hace.

Juan José.

Natalio Ruiz dijo...

Gracias Mary y Juan por la compañía de siempre. Me recuerda a los amigos que se escapan para decirse algún secreto en el medio de un retiro...

Bienvenido Juan José! Desde que tuve aquella pelea no volví a visitar el Brigante, iremos a chusmear lo del silencio.

¿Es redundante si digo que me parece bellísimo el texto del Athos?

Respetos.

Natalio