lunes, 27 de diciembre de 2010

La ley de identidad degeneró en...


El amigo Tito siempre quiere que metamos nuestras pocas neuronas en el lodo de temas complicados; hoy pregunta por la ley de identidad de género y los documentos cambiados. Como se trata de un amigo de la casa (en especial si es amigo de Muret) voy a intentar contarle mi visión de algunos temas que se me ocurren vinculados al asunto.

Me parece que todo es una desproporción mayúscula y una locura generalizada. De todos modos, no es algo que se pueda decir que sea "imprevisible". Como enseñaban los griegos, en materia moral una diminuta desviación en los principios deriva en un abismo en las conclusiones, como flechas que parten de un mismo punto aunque con diferentes direcciones, cuanto más lejos lleguen más distantes estarán entre ellas.

Como en su momento charlamos con relación al matrimonio, el problema del divorcio o del matrimonio gay no está en ellos mismos sino en el matrimonio civil. En un estado que se erige en autoridad matrimonial. En un estado que quiere o pretender formar o performar o deformar la naturaleza.

Aquí también el estado pretende (o los pelafustanes pretenden que el estado pretenda) inmiscuirse en la naturaleza y la realidad. Esto es la potenciación al máximo de un estado de derecho positivista (la ley emanada (en apariencia) de la razón humana, del consenso, de la voluntad general, etc.), si no hay un marco natural, físico o metafísico, la ley y el estado pueden pretender meterse en lo que sea.

Fíjese por ejemplo cuando nuestra presidenta asumió andaba obsesionada con que le dijeran presidenta y no presidente. Y la cuestión no la centró ni la centraron en la corrección de una u otra forma sino sólo en la voluntad. La amenaza fue "si me siguen diciendo presidente voy a sacar un decreto....." como si un decreto o una ley pudiera modificar la corrección del lenguaje (y observe que el lenguaje es algo racional en su expresión).

Es como si mañana el congreso derogara las leyes de la física pensando que por ello vamos a poder atravesar paredes o arrojarnos de una montaña sin lastimarnos.

En este marco entiendo que todo esto de la ley de género y lo de los documentos es una locura. Ni siquiera estoy convencido de la conveniencia de un documento identificatorio pero, lo que si me parece una locura, es que sea fundante de derechos. Entiéndase, una cosa es que la ley o las instituciones tomen elementos y los cataloguen (como ocurría con los matrimonios, los nacimientos, etc.) y otra muy distinta es que el reconocimiento sea "constitutivo" (como es el matrimonio, el documento, etc.).

Un sapo es un sapo por más que salga la ley de identidad de ranas que disponga que mediante un cartel que diga que los sapos son ranas los sapos serán ranas. Y otra cosa muy distinta es que con cualquier fin (eductativo por ej.) le pongamos un cartel al sapo que diga "sapo".

Pero lo curioso es que hasta donde sé no se preveen límites ni requisitos para cambiarse. Es decir, el fundamento puede ser tanto de orden médico (que podría ser el único caso a evaluar aunque por otros medios) como de orden testimonial (todos los amigos que dicen que ramoncito era porrista cuando ellos jugaban al fulbo y mientras ellos se vestían como futbolistas el se ponía un tutú color "avellana"), y yo puedo cambiar mi DNI de mujer a varón y luego de varón a mujer o incluso en un futuro (no muy lejano donde los animales tengan los mismos derechos) de varón a animal o de animal a travesti o de travesti a disfrazado o de disfrazado a "travesti sólo por las noches" o "travesti sólo por trabajo", etc.

Y al tiempo que cambiamos el DNI de Ramón a Paulina la casa que compró Ramón ¿es de Paulina? la ley dice que si pero ¿cómo saberlo? ¿Ud. le compraría una casa a Paulina cuando el dueño es Ramón?

Otra opción es que quitemos el nombre, el sexo y la foto del Dni y que le marquemos a cada uno el número de la best... digo el número del DNI. Y sanseacabó. Hola, me llamo 34676 y vos?

En fin, es simplemente una invitación a pensa,r al paso y muy poco navideña.

¡Feliz Navidad!


Natalio


Pd: Los de la foto son los directivos y/0/u directivas de un grupo de "trans" ATT que están impulsando el proyecto. La verdad no entiendo muy bien cuál es el problema si es todo de lo más normal...






lunes, 20 de diciembre de 2010

Susurro que merece ser escuchado


En general leo todo (en especial en la web) a una velocidad tal que me permita comprender la idea pero que no me detenga un segundo más de lo necesario.

Sólo me detengo cuando la lectura me obliga, por el contenido, la forma, etc.

Este susurro me detuvo. Sugiero para leerlo dejar de trabajar, hacer la señal de la Cruz y meditarlo un rato largo.

Susurros.

Natalio

Pd: el lindo pelícano es foto de Jorge Barrios.

martes, 14 de diciembre de 2010