martes, 24 de noviembre de 2009

Ha muerto un grande: Francesco Gentile


Dios le permita ingresar al "Topos Uranos" que supo vislumbrar desde la tierra.

Pido a los amigos una oración por el alma de este gran Filósofo (en especial a los sacerdotes).
Para quienes no lo conozcan pueden ver su In Memoriam desde Via Dialéctica.

Natalio
Pd: un día de luto, mañana seguimos con la primera parte de la entrevista.

9 comentarios:

Mary Lennox dijo...

Perdon Natalio podrias instruirme sobre ¿quién es el difunto?
Desde ya muchas gracias.
Saludos
Mary

Anónimo dijo...

Gent.mo,

grato e onorato del ricordo per un umile Testimone della Verità!

Preghiamo per lui...
andrea favaro

Milkus Maximus dijo...

Mi solidaridad y mi oración.

el Athonita dijo...

Debo una torta de respuestas. Pido muy sinceramente perdón. Siempre me pesa, como pocas otras faltas, el no contestar preguntas, ya fuera pidiendo la hora o el camino hacia la Hora.

Contesto o comento algunas cortas, marcha atrás:

1. Gentile: con mucho gusto ofrecí hoy la Santa Misa por su Descanso. Me acordé de su “geometría legal” leyendo hoy las “razones” por las que Bergoglio le objeta a Macri no haber vetado la ley de los gays.-

2. Gonzalo sobre la declaración de los vere athonitas: capaz que valiera aplicar por el revés de la trama, un añejo dicho. Yo aconsejaría botar el niño muerto, sin perder las aguas cristalinas de la tina... Dicho con más escolática: me ha gustado el quo más que el quod. Ya quisiera yo que el Catolicismo promoviera una actitud ante la Verdad plena como ellos —errando al objeto— promueven.

3. Que Ludovicus tuviera una “pequeña hija” demuestra cuán caprichosa es la imaginación. Quién de nosotros no lo ha imaginado como un gallardo abuelo, pisando los 70, que con danzante pipa en boca, nos regala sus adobados comentarios, a los que uno tiende a prefijar un lozano “m´hijo” desde una silla hamaca de la Casa Inglesa.

4. Pablo, sobre la colección patrística de Ciudad Nueva (hace 20 días)...: me gusta; parece muy buena. Alguna vez intentaré compartir mi humilde parecer o ejercicio sobre la Lectio. Tan sólo por ahora, que cuanto menor andamiaje se le ofrezca, más desnuda y abierta logra herirnos y sangrarnos la espada de doble amor. De paso: nunca entendí el entusiasmo “tomista” por el Catena... al menos desde hace añares que hay colecciones patrísticas bastante más completas y sobre todo, mejor elegidas. Admirable sin duda la labor del jovencísimo fraile,,, pero no creo sea aquí donde luce su sapiencia.

5.Lo de Guigo II, desde ya, es rocosa platea. Pero hay planteos muy bellos previos y posterios. Sobre todo, aceitando el arte de subir y bajar de la famosa escalerita esa, que para algunos puede parecer de una sola mano. De algún modo —atrevo— la Letra, que hizo de Aula e Inicio, ha de ser también el estuario donde desemboque y serene el movido viaje a las entrañas del Logos.

6. Ah, y una sola más: Meditatio es —desde el siglo XVI al menos— un término equívoco. No análogo: sino equívoco. Para los añejos, refiere a esa instancia posterior al prensado de la uva, en que el mosto va levantando grado por su propia fermentación... para los que llegaron luego es... buah, ya saben: lo que se enseña por doquier que “hay que HACER” después de leer el texto para trepar —a lo Babel— hacia el Cielo conquistable.

In Domino,

ath.-

Coronel Kurtz dijo...

Estimado Athonita,

respecto a 4), supongo que más que "entusiasmo" de los tomistas vernáculos debe ser interés. Lo importante de las "Catenas" y "Glosas" medievales no era tanto la elección de las citas sino cómo estaban hilvanadas. Otra razón que se me ocurre para este "entusiasmo" debe ser también por haber sido la primera obra de envergadura acometida por católicos argentinos; si no me equivoco, la Catena fue traducida y publicada por los Cursos de Cultura Católica.

Respecto a 6) gracias por la explicación. Pregunta: ¿Qué opina de lo que hablan monjes argentinos como el benedictino Mamerto Menapace o el trapense Bernardo Olivera respeto al "rumiar" las Escrituras? Siempre me gustó la imagen y tengo entendido que viene de lejos.

Natalio Ruiz dijo...

Estimadísima Mary:

Le dejo un "in memoriam" de Gentile: http://www.viadialectica.com/agenda/inmemoriam_gentile.html

Ya que anda por esos pagos también puede visitar ;) http://www.viadialectica.com/filosofia_educ.html

Al resto, seguimos desde la entrevista del Athos.

Respetos.

Natalio

el Athonita dijo...

Mi Coronel: le agradezco su aclaración sobre el valor del Catena aurea de fray Tomás. Algo más se entiende, pero no me satisface. Por caso, alcanza con tomar el comentario de Agustín, de Anselmo, de Cipriano... ¡y hasta del mismo Doctor Común! al Evangelio de san Juan para decidirse por cualquiera de ellos en vez de optar por el copy-past de la cadena dorada napolitana, donde los recortes son tan escuetos que —a mi paladar— nadie termina de decir lo que quiere, de redondear su idea. A mí (y ni hablar si es en clima de Lectio) me genera un sabor a zapping que no me cae bien.
Lo extraño es que lo he visto traducido a casi todos los idiomas; y en el caso castellano —como bien ha señalado Usted— existe desde los años 50... mientras ya bien entrados al tercer milenio seguimos sin tener el super Ioannem traducido del todo ni la mitad del Migne.

Lo otro: no sé qué dirán los dos señores que cita —no frecuento sus escritos—; pero efectivamente la ruminatio es el kern de la meditación. Y aunque muchos Padres exprimieron la imagen del ganado pastando, en este masticar calmo y constante, también abundaron otras imágenes, importantes antídotos para el contexto voluntarista en que vivimos. Y dirán, por caso, que la ruminatio es el quieto enterramiento de la bellota que contiene en sí la encina, que en las oscuras entrañas de nuestro suelo interior, rompe y germina.
Pero más aún, es propio de este rum-rum (se trata sin duda de una onomatopeya latina) el grácil rebote con que la sacra Letra empieza a refractarse y reberverar y generar ecos en la interna catedral, “provocando” (dirá san Anselmo) a otras Letras ya instaladas en nuestro interior. Pero justamente ESTO NO SE FUERZA... esto “se da” si uno lo deja ser.
Es propiamente la Analogía Fidei un potencial intrínseco del Logos y no un artilugio humano ante Él. “Un abismo llama a otro abismo con voz de cascada”... es cada versículo vertiginándose en el hondón de otro distante versículo que le ofrece “alusión”, acorde y armónico, sobre las alas de Aquel que es Espíritu y sondea los abismos internos del Logos por pura lúdica divina (aludir viene de ludo), por pura danza mística. En definitiva, este rum-rum es nuestra inmerecida y pasiva participación en la Perijóresis intratrinitaria.

Si Menapache piensa igual... habrá (por vez primera, tal vez) coincidencia entre ambos barbados.

Ath.-

Coronel Kurtz dijo...

Gracias, Athonita. Ud. es un grande.

Natalio: Se me ocurrió que tal vez podría presentar una breve reseña sobre la vita è opera de F. Gentile. Creo que lo único que leí de él fue un breve trabajo monográfico en una obra colectiva. ¡Hay tanto para leer!

Suyo,

Mary Lennox dijo...

Gracias Natalio :-) ¡Qué basto es el mundo de los abogados! Más vale que nos pongamos las pilas los filosofos porque si no nos van a dejar sin trabajo.
Saludos
Mary